Vol. 2 Núm. 1 (2019): Estado laico y libertad de conciencia

En portada: Vista de Olinda, Brasil, Frans Jansz Post, 1662 Rijkmuseum, Amsterdam. Diagramación: Allan Castillo

El proceso de secularización de las sociedades occidentales ha marginado paulatinamente la práctica religiosa, deliberada o inadvertidamente, al punto de que las palabras, las acciones y las omisiones de muchas personas son criminalizadas. La batalla por la libertad de conciencia es antigua, pero hoy cobra una relevancia monumental. La separación institucional entre el Estado y las Iglesias, tan añorada y aplaudida en el siglo XVIII, sobre todo en círculos liberales, abrió las puertas para la introducción gradual de restricciones y prohibiciones a las expresiones públicas de fe. Aumentan las instancias en que nuestra conciencia personal choca con requisitos legales. Paralelamente, en muchos ámbitos se dejó de creer en la conciencia misma y en los valores morales inmutables. En el mundo de la corrección política y el relativismo moral, la tolerancia y el respeto son palabras tergiversadas.

Publicado: 2020-09-27

Número completo